locurasanamente lauri grisales

Por qué me fui a la India y por qué tome ese cambio tan drástico en mi vida? Parte II

Por qué me fui a la India y por qué tome ese cambio tan drástico en mi vida? Parte II

Como les contaba en el post anterior, decidí renunciar a mi trabajo e irme para la India.

Tal vez, en ese momento de mi vida no tenía muchas cosas ni tenía miedo de hacerlo, lo único que tenía claro en ese momento, era que necesita un cambio. Quería viajar, conocer, explorar y poco a poco conocer exactamente para donde debería en caminar mi vida. En ese momento no tenía miedo de los cambios, pues no podía perder nada, solo ganar grandes experiencias.

Sea la generación que sea, estoy segurísima que entre los 20 y los 35 años la mayoría de las personas, por no decir que todos, nos da el síndrome de no hallarnos en ningún lado, esa famosa crisis existencial que nos hace pensar: “ La vida no puede ser solamente esto, tiene que haber mucho más”

La incertidumbre e inseguridad siempre van a estar presentes

Es más nos pasa aún cuando entramos a la universidad ya que gran parte de los jóvenes no saben que estudiar, o cuando salimos de estudiar y no tenemos muy claro en qué queremos trabajar, puede que muchos trabajemos en el primer trabajo que nos den o en el que mejor nos paguen.

Yo estoy segura que muchas personas están tomando desiciones tan transcendentales en sus vidas y no están listos para hacerlo, y a esto no me refiero solamente a decidir qué estudiar, en qué trabajar, sino en todos los aspectos de la vida, en cómo utilizar el tiempo libre, en cómo escoger o llevar una relación de pareja, una familia, en encontrarle sentido y motivación a la vida.

A través de los viajes que he hecho, los trabajos que he tenido, los amigos que tengo, mi familia, y por cualquier persona con la que podría hablar en el día a día como por ejemplo un taxista, un portero, el señor de la tienda, cuando escucho sus historias, sus ideas, cómo piensan, me he dado cuenta que todos somos iguales, que todos tenemos sueños e ilusiones pero también todos tenemos inseguridades y miedos.

Lo importante es enamorarse cada día de uno mismo

Por eso lo que quisiera con todo lo que escribo, es darles a entender la importancia de sentirse bien con uno mismo, de enamorarse primero de uno mismo antes que de otros, el cuidarse, alimentarse bien, ejercitar su cuerpo y su mente, el aprovechar bien el tiempo (el tiempo pasa muy rápido).

Hay que tener pasiones, hobbies, metas, hay que arriesgarse hacer eso que nos da miedo, porque al final eso es lo que realmente vale la pena en la vida,  te hace vivir al máximo y te logra sacar la mejor versión de ti mismo.

Atrévanse a luchar por lo que quieren, por lo que les gusta, planificar bien, trabajar duro, no esperen tener éxito en el primer intento, tenemos que ser persistentes y luchar por lo que queremos, poco a poco las puertas se  abrirán de alguna forma. Nuestros miedos son los que que nos impiden vivir la vida al máximo, una vez nos lancemos y enfrentemos nuestros miedos, recuperaremos el poder de elegir cómo queremos vivir nuestra vida y cambiarla para siempre.

Ser auténtico es clave

Creo que una de las claves para salir adelante es ser nosotros mismos, ser auténticos y poder distinguirnos de los demás. Que pereza ser como todo el mundo, no?

Las cosas son muy fáciles de hacer pero también muy fáciles de no hacer, aveces nos puede el miedo, y este miedo va surgiendo por cobardes, porque queremos predecir los resultados de una idea que no hemos ejecutado todavía, porque nos da miedo a fracasar y que los demás nos juzguen, entonces preferimos juzgarnos primero nosotros mismos y nos inventamos mil excusas para no empezar.

Nunca nos vamos a sentir lo suficientemente preparados para los cambios

Es muy común escuchar excusas como: Que no nos sentimos preparados, que estamos muy jóvenes o muy viejos, que no tenemos dinero, que vamos a perderlo todo si fallamos. Todo eso son solo excusas, porque para empezar no tenemos que empezar con grandes proyectos, solo con grandes metas, construyamos pequeños proyectos, exploremos nuestras pequeñas ideas, que estos nos van llevar a nuestra gran meta.

La vida debe ser  actitud, debe ser pensar todos los días que podría ser yo para poder cambiar una situación o mejorarla, nuestra generación esta viviendo el reto más grande de la historia, ahora todos queremos impactar, crear, no queremos trabajar por los sueños de otros. Las razones para emprender las tenemos todos y hay muchos campos por explotar, solo nos falta estar convencidos de nuestras buenas ideas y el potencial que tenemos de hacerlas realidad.

En mi viaje de 4 meses por la India, el Himalaya, Tailandia y finalizando en Nueva York, quedé enamorada de todo lo que aprendí. Me certifiqué como profesora de yoga, aprendí de medicina ayurvedica, realicé un tratamiento ayurvédico llamado pancharkarma. Aprendí que dependiendo del tipo de persona que eres debes comer y en que deberías trabajar o enfocarte para sentirte bien y ser saludable, y con eso confirmé el por qué llevar una vida saludable, balanceada y activa te hace feliz y te motiva a lograr todas tus metas.

Tener una vida saludable y activa te hace feliz

Y lo digo por experiencia, porque lo he experimentado y me doy cuenta que este nuevo estilo de vida, me esta haciendo poco a poco conocer esa LAURA que quiero ser, de pronto aún con mil errores por corregir pero una Laura muy diferente a la de antes. Antes por ejemplo no sería capaz de escribir esto ni de decirlo en público de solo pensar que estaría haciendo el oso o del que dirá la gente, ahora les juro eso es lo que menos me importa.

Si puedo ayudar a una sola persona a que se sienta mejor ¿por qué no? Quiero que las personas entiendan que todo el mundo ha sentido miedo, depresión, falta de motivación, pero gracias a el deporte, a encontrar una pasión, un propósito, a orar, meditar y hacer yoga (por mi parte) es que puedo decir que me siento bien por dentro y por fuera y que me siento motivada a levantarme cada manaña.

Todos, absolutamente todos tenemos un propósito en nuestra vida, fuimos diseñados para algo, tenemos talentos y habilidades muy diferentes a los demás, porque somos únicos, a mi me encanta preguntarme y preguntarle a los demás. ¿Por qué tu eres tú?¿Que te diferencia de los demás? Algunos podrían ser los mejores ejecutivos de una empresa, otros los mejores pintores, otros los mejores antropólogos, pero encontremos eso que nos mueva y nos motiva.

No soy perfecta, ni lo intento ser

Llevar una vida saludable, hacer ejercicio y trabajar en nuestra espiritualidad es vital para sentirse  bien y para tener emociones estables. En realidad quiero transmitirles algo que me cambió y me sigue cambiando la vida, eso si NO soy perfecta, ni lo intento ser, solo quiero vivir la vida al máximo y ser feliz, creo que esa es la principal meta de todos.

Mi pequeño proyecto por el momento va a ser un canal en YouTube en el cual estoy trabajando donde quiero compartirles todo lo que sé y voy aprendiendo del yoga, de mis rutinas de ejercicios, de la alimentación que debería comer cada tipo de persona según la medicina ayurvédica y occidental y si puedo ayudarle así sea a una persona a sentirse y verse mejor por qué no? Lo ideal seria que todos pudieramos compartir conocimiento, sobretodo eso que nos guste y apasione y si este sirve para ayudarle a alguien mucho mejor.

En conclusión, el mensaje que vine a dejarles con este post, es que llevar una vida saludable y con propósito te transforma, te sana, te equilibra y te hace ser una versión mejorada de ti mismo. Recuerden que el ser saludable empieza con nuestros pensamientos, y cuando estos estén bien todo lo que queramos en la vida se nos va a manifestar. Ponte metas y ten en cuenta estos 6 puntos para vivir una vida con sentido y cumplir tus objetivos:

Tips para vivir un vida con sentido:

1. Sueña, sueña en grande.

2. Planea y sé disciplinado.

3. Genera una presión positiva en ti misma, por ejemplo, le puedes decir a alguien que vas hacer algo con plena seguridad, una vez hagas pública tu meta al mundo vas a generar una presión en tí en lograrla, y no solo eso, pueden aparecer personas y oportunidades que te ayuden a conseguirla más fácilmente.

4. Nunca fijes una meta sin tener una fecha de vencimiento, recuerda que una meta que no es escrita y no tiene fecha, NO es una meta realmente.

5. Disfruta el proceso. Un día sin reír y un día sin amor es un día sin vida, un día  que no vale la pena. Siempre agrega pasión a lo que hagas, la pasión es el motor más importante para lograr lo que quieres.

6. No olviden que todo lo que hagan al final el objetivo principal debe ser “Hacer del mundo un lugar mejor”.