locurasanamente lauri grisales

La Depresión y Ansiedad: NO se solucionan con un “¡Relájate!” o “¡Deja la pendejada!”

La Depresión y Ansiedad: NO se solucionan con un “¡Relájate!” o “¡Deja la pendejada!”

Así como tenemos momentos felices y reímos a carcajadas, así mismo tenemos momentos tristes y lloramos a moco tendido o por lo menos así literal suelo hacerlo yo.

La vida no siempre es justa, no todo es blanco o negro, así como tampoco existen personas malas o buenas. Las personas que crees que son muy malas han hecho cosas buenas y las personas buenas aveces hacen cosas malas.

Aprender a conocernos más, a perdonar y perdonarnos, aceptar y aceptarnos es algo que todos deberíamos hacer.

Depresión y Ansiedad

Por mucho tiempo pensé que la depresión y la ansiedad eran trastornos efímeros que aparecían tal vez por el fallecimiento de un ser querido, falta de amor, espiritualidad, dinero y hasta de sexo. Y aunque en muchas ocasiones estos padecimientos podrían aparecer levemente por lo anterior, debemos tener claro que esto va mucho más allá de eso, son enfermedades serias que debemos prestarles mucha atención y que en algunos casos se deberían tratar con médicos y expertos en el tema.

Y es que precisamente escribo sobre este tema, porque es uno de los temas de los que más me han escrito y de los que últimamente más he escuchado al hablar con amigos, familiares y hasta desconocidos. Lo que evidencia que muchas personas los están padeciendo y la cifra sigue creciendo, tanto en adultos como en niños.

Mi experiencia

La ansiedad y la depresión se miden por niveles. Personalmente, creo que uno de los primeros niveles de depresión y ansiedad los experimenté por primera vez en estos últimos dos años de mi vida.

¿Por qué?

Lo que me pasó a mí es que tuve cambios en todo sentido, cambio laboral, sentimental, mucha incertidumbre, me mudé a un nuevo país, con un nuevo lenguaje y estando lejos hasta me tocó cambiar de amigos. Sin embargo, el punto va es a que en ese momento me di cuenta que este tipo de enfermedades son serias y no se tratan con una palmadita en la espalda y alguien diciéndote “¡Relájate!” o “¡Deja la pendejada!”, eso sería como decirle a un muerto “¡Levántate y Vive!”.

Gracias a Dios, lo mío no fue grave, fue algo de un par de semanas y algo totalmente controlable. Algo que lo pude manejar con yoga, meditación, técnicas de respiración, musicoterapia y como siempre lo he hecho con ejercicio. Les juro que el cambio fue algo increíble y lo sigue siendo en momentos de la vida (aveces normales y otras veces no)  cuando no sentimos bajos de nota, apegados al pasado o tenemos mucho miedo e incertidumbre al futuro.

Sin embargo, si eres una de esas personas que cree que no lo puede controlar, que sufre de ataques de pánico, se siente con frecuencia débil fisicamente, con frustración, ira, sentimientos de culpa, durmiendo largas horas, si ves los días como con un filtro vintage intenso (eso me pasaba a mí), si hay mucha inseguridad o pensamientos suicidas. Por favor, tienes que ir a que te vea un especialista, esto no es algo vergonzoso y alguien con algo de inteligencia nunca te juzgará por eso. Así como aveces se nos dañan los dientes o los huesos, a la mente también le podría pasar. Y es normal.

Cómo controlar los síntomas?

Si por otro lado, crees que eres una persona con niveles de ansiedad y depresión controlable, causados posiblemente por tu día a día, trabajo, clima, pareja entre muchas cosas más. Les recomiendo de todo corazón la meditación sobretodo cuando es combinada con técnicas de respiración.

Siempre he creído que los pequeños detalles son los que más impacto tienen y hacen la diferencia en la situación que sea. La meditación y las técnicas de respiración son pequeñas cosas que se deben tomar como un hábito diario y mientras aumenta su  proceso de aprendizaje (No se aprende esto de un día para otro) se darán cuenta del gran impacto positivo que generan en sus vida y se volverá un hábito tan necesario y automático como lo es por ejemplo cepillarse los dientes.

“El miedo es la habitación más barata de la casa. A mi me encantaría verte viviendo en mejores condiciones” Hafiz.

Como lo prometido es deuda, les dejo los links de las meditaciones que suelo escuchar diariamente, las dos primeras meditaciones son de dos personas que no conozco pero siento como si conociera de hace mucho tiempo y fueran mis amigas.

Espero pronto poderles compartir un audio donde yo misma les explique las diferentes técnicas de respiración y los ejercicios de yoga que les servirán no solamente para controlar la mente y sus emociones, sino que les ayudará con muchísimas cosas más, entre esos rejuvenecer nuestras células y cuerpo, estimular el sistema nervioso y mejorar nuestro sistema circulatorio <3

Ánimo! A pensar bonito.

#LocuraSanaMente

 

Meditación para la Ansiedad y el Estrés:

 

Aprender a Meditar:

 

Meditación en las Mañanas:

#carta #cartaamimisma #espiritualidad #yoga